Quien lucha contra posibles conspiraciones, en el fondo cree en ellas y estará luchando consigo mismo antes que todo.Y quien descubre una conspiración, se convierte en parte de ella y la hará dividirse y multiplicarse como una bacteria. Esa es justamente la paradoja y la estrategia de las conspiraciones.

La mejor estrategia contra conspiraciones, es no hacerlas crecer en nada.